La intermediación profesional entre las empresas mineras y la política, por Sergio A. Bustos

Legales Por Minería Sustentable
Una de las actividades que más se toman de la mano entre la minería y el Estado, es el comercio exterior, el lobby y la seguridad jurídica. Más allá de toda constitución de la empresa, es imprescindible marcar un objetivo y en su fas agonal, cómo llega a dicho objetivo.
SergioABustos

 Hace tiempo cuando Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), rompía con Repsol, en lo particular me ha tocado tejer los lazos desde un banco de Latinoamérica, que está situado en New York, más precisamente en Manhattan y con intermediarios de otras empresas petrolíferas y diferentes gobernadores de Argentina. Algunas reuniones en diferentes puntos luego de culminar la primera visita en el Council of The Americas (New York).

En esas mesas de pre acuerdo o bien de negociaciones preliminares, se hablan de estrategias comerciales, presupuestos para el desembarco en un país y todo lo atinente a cuestiones jurídicas, que van desde los impuestos, hasta el contrato de personal.

Lo cierto es que en cada etapa, hay que tener a una persona que se pueda manejar políticamente, con propósitos claros y que planteen un cronograma de desarrollo donde el político de turno pueda ver el beneficio en todas las direcciones posibles.

Las oportunidades que existen en el exterior son incontables, pero claro está, que no vienen solas máxime si el alfil o dicho de otra manera, el businessman no tiene la experiencia o necesita de otro profesional para llegar a acuerdos.

 Hoy en día, las empresas se manejan con hombres de negocios que residen en otros lugares pero hacen los contratos que son válidos en donde se encuentra su negocio. Pues la idea es buscar siempre inversores y sobre todo cuando hablamos de minería.

Generalmente, el businessman prepara el terreno en un país extranjero, donde funciona como una extensión y es allí donde los inversores extranjeros se animan a negociar, ya que hacen contratos en su propia tierra y existe, al menos, un lugar donde iniciar una demanda si así ocurriera.

Otro tema fundamental es que la empresa tenga visión en los negocios, fortificada por la seguridad jurídica. Esto es, que a la hora de invertir, no lo haga de forma aventurada, por tanto los conocimientos, legales, tributarios y posibles, son esenciales.

La política exterior, el lobby y los montos de inversión, son la vedette de la negociación en cada país. Es por ello que a la hora de anunciar si una empresa va a invertir en un país, hay que tener cuidado de las promesas que se hacen. Sobre todo en la cantidad de empleados que van a captar.

¿China o Estados Unidos de América?

Muchos se plantean ésta dualidad, pero lo cierto es que tanto China como EEUU, han pegados los ojos en la Argentina, además de Corea del Sur. 

Las políticas internacionales que ha realizado la Argentina últimamente han sido tímidas en cuanto a la captación de clientes. Tal vez por las fluctuaciones del dólar, lo cierto es que desde el mercado norteamericano han sido más cautelosos que los asiáticos. Los chinos han apostado fuerte con mucha agresividad económica. El litio ha sido su principal apuesta y están en ello.

Sin embargo los Estados Unidos de América, no quedan atrás y se han vuelto a enviar emisarios de empresas privadas para poder llegar a interesarse en las minas y sus actividades complementarias.

Argentina promete mucho en los negocios mineros, pues tiene terrenos con muchos minerales que son de gran importancia y las condiciones de explotación que ha puesto la política Argentina para quienes quieran llevarla adelante, son verdaderamente interesantes.

Por ejemplo en las importaciones para maquinaria que hagan las mineras, no se cobra impuestos, pues esto permite que las maquinas que no se fabrican en la Argentina, puedan ingresar por aduanas sin tener que hacer aportes y puedan usarse para explotar la actividad.

Las provincias del NOA y las de la Patagonia, son las más comprometidas con la ciencia de la minería y sus actividades comerciales. También es cierto que muchos gobernadores, desde su conocimiento, no han logrado expandirse. Políticas fuera de la globalización, la idiosincrasia latente partidaria, y la negación de contratar empresas privadas para negociaciones de éste tipo, hacen que no se pueda llegar más allá de su mirada. 

“Tiempo atrás, recuerdo cuando como miembro de la Greater New York Chamber of Commerce, y en conjunto con el BPD Bank, nos ofrecían que utilizáramos todo un piso del Banco, por un lapso de 5 horas, un día al mes, y la cámara de comercio, se encargaba de conseguir inversores. Todo era sin costo alguno. Lo cierto es que cuando ofrecí al gobierno de la provincia de Misiones, no se molestaron siquiera en contestar. Es por eso que las nuevas miradas políticas junto con el Estado, deben ser más acordes a las situaciones que se viven en éste siglo XXI.

La globalización cada vez es más fuerte, rápida y muchos países se enfocan en hacerla más eficiente. Encontramos empresas que van desde su país contratando gente especializada en otros países, como también aquellas que los preparan y los mandan a pescar inversores en terceros países. Pues el dinero circula de un lado al otro y cada territorio tiene su parte importante desde minerales, turismo, industrias, etc. Lo cierto es que todo se importa y exporta de un país a otro.

 La capital del mundo es New York, pero los capitales grandes se mueven de manera dinámica y con centros de gravedad que hoy lo dan los bancos. Los fondos son movidos de un lado al otro y las inversiones van de la mano. Es por eso que vemos en el negocio de la minería, flujos de dinero, de mucho dinero que circula y derrama en sub actividades.

Hoy en día, no se puede dejar de lado los pedidos de informes que hagan las empresas extranjeras con un tema tan importante y mucho menos dejar de atenderlos cuando se aprestan a realizar inversiones. Es importante tener un equipo preparado sobre inversiones, seguridad jurídica y relaciones o mejor dicho lobby, ya que son las que llevan adelante una negociación con cierre para producción.

 

por Sergio Alejandro Bustos (DNI 24.601.967)

Abogado – Exp. En Comercio Internacional – Martillero y Corredor

Te puede interesar