El valor agregado que se busca con la capacitación

Preocupa la falta de mano de obra calificada para los proyectos mineros que empiezan a crecer en la provincia. Empresas e instituciones organizan cursos.
13

Si bien se da por sentado que se generarán cientos de puestos de trabajo en la Puna salteña a medida que los proyectos mineros adquieran mayor volumen, una de las preocupaciones que existe es sobre la calidad de los empleos que ocuparán los pobladores andinos. Una realidad que surge de las bolsas de trabajo que se están conformando para la industria minera, tanto desde la Municipalidad de San Antonio de los Cobres como otra que elabora un privado que también incluye a otras localidades como Tolar Grande y La Poma, es que la mayoría de los anotados no tiene capacitación para las ocupaciones con mejores pagos que ofrecerán las compañías mineras y empresas proveedoras.

Con esa preocupación, desde la Cámara de Proveedores de Servicios Mineros y Turísticos de la Puna (Caprosemitp) empezaron a diseñar y organizar cursos de capacitación para los habitantes puneños. La última, que comenzará en mayo, es una formación profesional para conductores de alta montaña.

El taller es financiado por la empresa de logística GVH, cuyo propietario, Luis Vacazur, miembro fundador de Caprosemitp, adelantó a El Tribuno que los cinco mejores promedios del curso contarán con el beneficio de incorporación directa a su firma. También dispondrá de un colectivo para las prácticas de los aspirantes.
El curso tendrá un cupo para 60 personas y durará seis meses. Las inscripciones se manejarán en la Municipalidad de San Antonio de los Cobres.

“Quienes nos acompañan y certifican en esta formación son el Ministerio de Educación, que nos está armando la caja curricular, nos colabora el Ejército, la Cruz Roja, una profesora de inglés cuyo origen es de Santa Rosa de Tastil y tiene conexión con la universidad de Londres, la empresa de seguridad Segulab y encabeza institucionalmente Caprosemitp junto a la Secretaría de Minería de la Provincia y la Cámara de Minería”, destacó Vacazur. 

 Otras capacitaciones

Una iniciativa similar de capacitación, impulsada por Caprosemitp, se realizó entre septiembre y diciembre del año pasado con un taller de formación profesional para emprendedores de la Puna, a quienes se los ayudó a organizar y potenciar sus proyectos.

Lo mismo se hizo con la puesta en marcha de la primera escuela de gastronomía de la Puna, que se habilitó a mediados del año pasado tras un convenio de cooperación entre la Municipalidad de San Antonio de los Cobres, Caprosemitp y las empresas Grupo GVH, Mansfield y Cookins.

Primeros resultados

Tras el curso de formación para emprendedores de la Puna que impulsó Caprosemitp, la empresa GVH Logística Minera entregó subsidios a dos de los proyectos de negocios que se destacaron en la capacitación para que puedan ponerlos en marcha. Las ganadoras fueron Antonella Guitián y Gloria Sarapura, quienes ya se encuentran trabajando con sus respectivos emprendimientos.

En San Antonio de los Cobres, Gloria Sarapura, quien es una reconocida coplera, empezó a fabricar cajas portatestigos para vender a las empresas que realizan tareas de perforaciones en los yacimientos mineros.
“A la vez, varios de los emprendedores que participaron de la formación siguen reportando sus avances, inversiones en maquinaria, elementos de protección personal, stock y sus ganas de seguir progresando”, destacó Luis Vacazur.

“Creemos que la formación es una herramienta elemental para la generación de nuevos proveedores, de mano de obra calificada y, en definitiva, el desarrollo sostenible de la región”, señaló el miembro de Caprosemitp. 

Fuente: El Tribuno

Te puede interesar