"La cuestión ambiental va de la mano del desarrollo minero y no en contra"

La salteña Alejandra Cardona fue designada directora ejecutiva de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM). En tiempos turbulentos para la actividad, significa un cargo de alta responsabilidad para la representación de los inversores del sector. Hasta el miércoles pasado se desempeñó como gerenta de la Cámara de Minería de Salta.
02

En diálogo con El Tribuno habló, entre otros temas, sobre sus primeros desafíos dentro de la institución nacional: la ley de humedales y las trabas a las importaciones.

¿Cuáles son las expectativas con las que asume en la CAEM?

Es un momento muy importante para la industria. Hay un boom en el mundo en la demanda de algunos minerales que la Argentina tiene, como el litio y el cobre, y algunos otros que también son demandados para promover la transición energética. Y tenemos los minerales que constituyen los principales complejos exportadores, como el oro y la plata. En ese contexto, de lo que estamos teniendo hoy como potencial de desarrollo aparecen algunas cuestiones que tocan al sector como, por ejemplo, la ley de humedales o las dificultades que están enfrentando las empresas para acceder a insumos importados. Entonces mi expectativa en este contexto es ver el modo de contribuir a dar soluciones para que el sector se desarrolle, se conozca más y tengamos cada vez más minería.

Es una agenda complicada, partiendo de lo que es el proyecto de humedales, ¿cómo espera que se resuelva ese tema?

La verdad es que la CAEM ha solicitado la semana pasada, y muchos actores del sector también, a los legisladores que escuchen la postura del sector industrial. Esto es un proyecto de ley que tal como se redactó afecta no solo la minería sino también a otras actividades productivas. Entonces lo que se pretende es obviamente apelar a encontrar una solución razonable y salir de esta dicotomía que se asume como cierta, de que la minería está en contra de la proyección ambiental. Eso no es así. La minería es una actividad muy controlada y ambientalmente muy minuciosa, con la cantidad de informes de impacto ambiental que deben hacer las empresas cada vez que pasan de una fase a otra más compleja de producción. Incluso las renovaciones de esos informes son cada dos años. Por eso digo que la cuestión ambiental va de la mano del desarrollo minero y no en contra.

Sobre el proyecto de humedales hay un dictamen de mayoría, pero no es unánime el apoyo al mismo, sobre todo de los representantes de las provincias con minería, porque se considera que los distritos ya tienen sus regulaciones para el cuidado de estos cuerpos de agua. ¿Cuál es su posición al respecto?

Existe todo un marco normativo de protección ambiental que ya atiende la cuestión de los humedales, entonces bastaría con cumplir las leyes que ya tenemos vigente. Esa es un poco la interpretación que hacemos de esta situación. Hay un marco normativo que está vigente, sobre el que estamos de acuerdo y cumplir con esas regulaciones parece que es suficiente. En el caso de las provincias, la potestad sobre sus recursos naturales es de las provincias desde el 94, y es una de la tantas cosas que se mezclan en esta discusión, que van contra esa potestad provincial. Las provincias tienen sus propias regulaciones más allá de las leyes nacionales de protección ambiental y en el caso de la minería, que cuenta con una ley de presupuestos mínimos de protección ambiental incorporada al Código Minero. Entonces sí está todo eso.

Más allá de sus capacidades y experiencia, por la que fue convocada al directorio de la CAEM, ¿qué significa que una representante de Salta forme parte de esta cámara?

La minería es una actividad muy federal. Se desarrolla en todas las provincias argentinas y tiene mucho protagonismo en las provincias del oeste, del cordón de la Cordillera. Y en este federalismo que invocamos y siempre valoramos desde el sector minero no es raro que una salteña ocupe este lugar. Sí creo que es importante tener la visión de un origen provincial acerca de las particularidades que tiene la industria para desarrollarse y que no son la mayoría de las veces las que se perciben o puede percibir alguien que no está en las provincias o que no ha tenido un paso por ellas. Entonces creo que es aportar una mirada que viene de afuera de la Capital Federal y eso está bueno.

¿Qué está pasando con las trabas a las importaciones en la minería, en particular en Salta?

Se vive en la provincia lo mismo que se está viviendo en todo el país, las empresas están expresando su preocupación, obviamente, por no poder acceder a los insumos necesarios para producir. Entonces si esto no se resuelve en el corto plazo vamos a tener problemas mayores. Hay preocupación de una situación que necesita una solución urgente y se está trabajando en eso. Hay dos cosas acá, por un lado las empresas que están produciendo, que están teniendo estás dificultades para acceder a los insumos y por otro lado las empresas exploradoras. En eso se puede puntualizar en Salta, que es una provincia que tiene mucha actividad de exploración y para esa actividad que no es productiva sino investigativa, para decirlo de algún modo, en donde se recopilan datos y se buscan tener resultados para ver si en el futuro se puede llegar a una producción, también es una fase que se ve afectada por la falta de insumos. Hay muchos productos importados que se requieren para la actividad exploratoria y que no se consiguen en el país. Entonces, no tener exploración hoy significa que no vamos a tener minería en los próximos años, así que es bastante delicada la situación.

¿De cuánto tiempo es ese nivel urgencia?

Hay una urgencia para los próximos dos o tres meses.

Fuente: El Tribuno / Pablo Ferrer

Te puede interesar

Newsletter Minería Sustentable

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todos los días las noticias mineras más importantes en tu email

Te puede interesar