Bus eléctrico “reconvertido” de Jujuy estará listo antes de tiempo ¿Cuándo será su puesta en marcha?

Aunque el convenio establece que la unidad debe estar lista para julio de 2023, lo cierto es que, según estimaciones, estará terminado antes. Además, si el proyecto prospera, se reconvertirán más vehículos.
05

A fines de 2020 el Gobierno de la provincia de Jujuy, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE) firmaron un convenio que impulsa el desarrollo y la transferencia de tecnología e ingeniería para la reconversión y el posterior mantenimiento de un bus de pasajeros con motorización diésel a eléctrico.

Aunque el acuerdo establece que la unidad debe estar lista para julio de 2023, lo cierto es que, según estimaciones, se pondrá en marcha entre febrero y marzo.

Cabe recordar que en septiembre Felipe Albornoz, presidente de JEMSE, adelanta que en los dos meses siguientes el colectivo se ensamblaría para que comenzara a funcionar y se hicieran las pruebas. Sin embargo, no lograron efectuar esa tarea.

“En un momento se indicó esa posibilidad, pero tuvimos un problema logístico ya que los puertos chinos estaban cerrados por las políticas estrictas post Covid y no podíamos adquirir el motor y las baterías. Por eso nos demoramos”, indica Gabriel Marquez, gerente de Abastecimiento de JEMSE, en diálogo con Portal Movilidad.

Y agrega: “Además, la UNLP también modificó sus procedimientos y su trabajo por la pandemia. Acató todas las normas hasta que se levantaron las restricciones”.

¿Cuáles son los pasos a seguir?
“Ya vaciamos la parte del motor e hicimos todos los cambios necesarios para instalar el motor eléctrico y las baterías. Nos falta intervenir directamente en el bus. La idea es trabajar en esto en febrero y que esté listo en marzo”, comenta Marquez.

Vale mencionar que JEMSE recibió una unidad del año 2011 de una de las empresas de colectivos urbanos de la provincia.

“Queremos demostrar que esta reconversión es económicamente viable y operativamente confiable. Si esto prosperara, comenzaremos a ofrecer el servicio de retrofit, pero pediremos que sean buses un poco más nuevos y que estén en condiciones porque tuvimos que restaurar varias partes que no tendríamos que haber arreglado”, sostiene.

Cabe destacar que el objetivo del proyecto es replicarlo en otros lugares y transformar colectivos a gran escala.

“A la hora de renovar una flota, se pueden sumar vehículos a diésel o importar unidades nuevas de China. Pero la importancia del retrofit radica en que su costo se encuentra en el camino medio entre ambas opciones”, indica Marquez.

Lo cierto es que un bus diésel nuevo cuesta entre 150 y 200 mil dólares, uno eléctrico entre 400 y 500 mil, y uno retrofiteado entre 200 y 250 mil.

“Por ello, si el plan prospera, la empresa de colectivos pondrá a disposición más unidades para que se realice la conversión”, indica.

Fuente: portalmovilidad.com

Te puede interesar

Newsletter Minería Sustentable

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todos los días las noticias mineras más importantes en tu email

Te puede interesar