El oficialismo avanza en declarar al litio como recurso de interés público

Nacionales Por Minería Sustentable
En el Congreso se analizan alternativas para declarar de interés público la exploración, explotación e industrialización del litio y sus derivados. El rol de la recientemente lanzada YPF Litio como caso testigo.
litio_427477_5050
litio_427477_5050

El Gobierno busca avanzar desde el Congreso en la creación de un marco regulatorio para la extracción e industrialización del litio. Por el momento, la iniciativa que impulsan desde el kirchnerismo dentro del Frente de Todos es alcanzar una ley que diga que una compañía privada, que actualmente extrae el litio y se lo lleva del país, tenga que producir acá, tanto el mineral como todo el proceso hasta, por ejemplo, una batería. "Lo que tengo es un equipo de asesores trabajando en el tema y están en la fase de recolección de la información necesaria para eso convertirse en un proyecto elaborado", aseguró a El Destape el presidente de la Comisión de Presupuesto, el diputado Carlos Heller. Esta semana se anunció el lanzamiento de YPF Litio, una empresa que permitirá servir de testigo en una mercado en pleno desarrollo global. 

La semana pasada el Gobierno confirmó que YPF Litio S.A. incursionará en el desarrollo del aprovechamiento de este mineral de alta demanda para el proceso de electrificación global y en particular para su industrialización como materia prima de las baterías de los vehículos eléctricos y las energías renovables. El descarta cualquier posibilidad de nacionalización del recurso, ya que "pertenece a las provincias" como todos los recursos naturales de la minería y los hidrocarburos, por lo cual tiene un estatus constitucional. Sin embargo, hay margen para avanzar en un marco legal que permita la producción del mineral, el valor agregado de la exportación y la creación de puestos de trabajo.

El litio se encuentra regulado por el código de minería nacional y por la ley nacional de inversiones mineras, por lo cual quitar al mineral de ambas leyes nacionales es potestad del Congreso y es lo que le permitiría a las provincias junto al Estado Nacional establecer nuevos contratos de explotación.

Alberto Fernández anunció el 1º de marzo, en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso, el envío de un Proyecto de Ley de Promoción de la Movilidad Sustentable durante el presente año, con la que se promoverá la producción local de vehículos propulsados con fuentes no convencionales. La Argentina, junto a Bolivia y Chile, pertenece al llamado Triángulo de Litio, en le cual alrededor del 67 por ciento de las reservas probadas y cerca de la mitad de la oferta global se concentran en esa zona para atender a un proceso de reconversión tecnológica.

YPF Litio como caso testigo 
Argentina tiene el potencial de convertirse en un actor de peso en el mercado del litio, pero tiene debilidades institucionales en relación a otros mercados con los que compite, como Chile y Bolivia. Sin embargo, en el último tiempo comenzaron esbozarse algunos borradores de iniciativas. "La discusión es si queremos ser un país que permita que venga una compañía extractivista, tome el mineral y se lo lleve, o tengamos una ley que diga que esa compañía privada tenga que producir acá, tanto el mineral como el proceso hasta, por ejemplo, una batería", explicó a este medio Heller.

El problema cómo lograr que la ventaja que tiene la Argentina de ser reserva de un mineral con demanda creciente permita un mayor desarrollo productivo y con valor agregado local posible; porque eso significa crear puestos de trabajo y creación de pueblos en esos polos productivos. Un ejemplo es el territorio neuquino de Vaca Muerta y la revalorización de los terrenos en su entorno. con mecanismos de abastecimiento para los trabajadores en esos lugares. Hasta el momento solo se trabaja en un mapa de antecedentes.

"Hay muchos proyectos mediáticos en danza. Incluso me adjudicaron uno a mí que no es cierto. Lo que tengo es un equipo de asesores trabajando en el tema y están en la fase de recolección de la información necesaria para eso convertirse en un proyecto elaborado", asegura Heller. Esta semana se confirmó que YPF creó área específica. Así como tiene YPF Agro ahora tiene YPF Litio, lo que coincide con la impronta oficial: tener una empresa mixtas como YPF que pueda ser testigo en el ámbito de la producción de litio y sirva ayudar a regular el mercado y ponerle reglas.

YPF Litio tendrá parte de su misión enfocada en el sector extractivo, para lo cual tiene la experiencia necesaria no sólo por la actividad hidrocarburífera que desarrolla hace casi un siglo sino sobre la base de la división de minería a través de la Compañía de Inversiones Minera, que acaba de absorber formalmente hace dos meses. También avanzará en el proceso de investigación y desarrollo de los procesos variados de industrialización del mineral, lo que incluye la etapa final de producción de baterías de litio para la industria automotriz y de energías renovables, rubros de alto valor agregado para el mineral.

"La nueva sociedad permitirá "contar con una empresa nacional que pueda trabajar con empresas privadas en el desarrollo de este mineral que puede ser no sólo una gran fuente de trabajo sino entrar en una carrera tecnológica a nivel mundial que va a tomar mucha fuerza en la segunda mitad de este década", informó esta semana el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.  "Además hay una comisión del litio que crearon las provincias productoras y la intención es trabajar con ellas. Vamos a ver qué es lo que plantean", concluyó el diputado Heller. 

Más de la mitad de la producción actual de litio corresponde a Australia, seguido de Chile (23 por ciento), China (10 por ciento) y Argentina (8 por ciento). Se calcula que en 2025 Chile explicará un 25 por ciento de la producción y Argentina, un 15 por ciento. Si se miden las reservas, la Argentina tiene el 21 por ciento de los recursos globales y junto a Bolivia y Chile dan cuenta del 58 por ciento del total. En tanto, se calcula que a nivel global la demanda de litio podría subir unas 40 veces para 2040 y que la capacidad total de baterías recargables conectadas a las redes eléctricas pasará de los 15,5 gigavatios actuales a unos 105 gigavatios en 2040.

En la actualidad, existen dos proyectos en operación: uno en el Salar de Olaroz en Palpalá, Jujuy, bajo explotación de Orocobre y Toyota Tsusho (con un 8,5 por ciento de participación de la empresa público-privada jujeña JEMSE), y otro en el Salar del Hombre Muerto de Catamarca, un desarrollo de la firma estadounidense Livent Corp. Hay 18 emprendimientos avanzados y 40 en etapas preliminares.

Fuente: Cristian Carrillo, El destape

Te puede interesar