Josemaría: los desafíos y la innovación de la inversión minera más importante del país

Actualidad - Nacionales Por Minería Sustentable
En una charla a fondo con Canal 13, el ministro de Minería, Carlos Astudillo, habló sobre los aspectos más relevantes del proyecto que genera grandes expectativas en San Juan.
232907_284353_5050

El proyecto minero Josemaría genera grandes expectativas en San Juan. Con u$s3.090 millones, se trata de la inversión más grande de todo el país, dijo el ministro de Minería, el ingeniero Carlos Astudillo, este miércoles en Banda Ancha.

El funcionario, planteó que el proyecto será tres o cuatro veces más grande que la mina Veladero y requerirá una mano de obra de unos 4000 trabajadores. Para ello, será necesario construir una ciudad en el medio de la Cordillera para alojar a todos los trabajadores que formen parte de este proyecto.

Actualmente, el proyecto espera la Declaración de Impacto Ambiental y todavía no hay fecha para comenzar con la inversión. 

Al respecto, el ingeniero manifestó que todo está en un proceso y la comisión encargada de evaluar el informe está trabajando a destajo. “Primero se reunían una vez por semana, ahora dos veces por semana. La empresa Josemaría está poniendo sus técnicos para responder las consultas. Hubo una importante participación ciudadana para os que también se están elaborando las respuestas. Estamos en proceso” dijo.

En cuanto a la inversión, el funcionario sostuvo que “hay una necesidad real de poner este activo en un activo social. Es una necesidad como Gobierno, como sanjuanino y como profesional de empezar a ver el crecimiento de la sociedad de San Juan. Somos los más desesperados dentro del ministerio y estamos poniendo todos los recursos habidos y por haber. Pero no queremos equivocarnos. Hay que hacer las cosas bien”.

Para Astudillo, Josemaría tendrá un impacto notable no solo en la industria y la economía, sino también en la sociedad. En este sentido, aseguró que San Juan reúne las condiciones necesarias para llevar a cabo esta inversión. “En los años 90 San Juan pasó a la escala mundial de la minería. Tuvimos la tercera mina de oro del mundo. Hubo que aprender mucho de tecnología, se cambiaron los programas de las escuelas técnicas y universidades. Tuvimos que salir de la búsqueda del mineral en veta, al mineral diseminado. Hubo que plantear nuevos modelos, incorporarnos al mundo globalizado para incorporar la mejor tecnología en condiciones seguras. Aprendimos a hacer una minería segura y sustentable”, analizó. Además, destacó el compromiso del Gobierno de San Juan para que esta industria sea segura y recordó que la administración de Uñac decidió cerrar la mina Veladero por un incidente en el valle de lixiviación.

“Hemos aprendido bastante, y también hemos aprendido a trabajar con la sanidad ambiental, a ser rigurosos y a que hay que controlar el capital, que hay que estar en el lugar, hemos diseñado un sistema de control ambiental por cámaras y hemos dado ejemplos”, señaló. También, recordó el papel fundamental que tuvo la provincia en el conflicto con Chile por la instalación de la escombrera Pelambres. En este sentido, destacó que San Juan pidió que la escombrera sea retirada ya que desde Chile nunca pidieron autorización para dejar sus desechos mineros en territorio argentino. Además, las condiciones ambientales entre ambos modelos mineros no coincidían y finalmente la Justicia ordenó que la escombrera sea retirada.

Para este nuevo proyecto minero, el Ministro remarcó la importancia de planificar el futuro. “Hoy día estamos convocando a las empresas que están trabajando en las minas Veladero o Gualcamayo, a las caleras, empresas exploradoras y estamos preguntando qué van a necesitar el año que viene. Queremos saber que se va a necesitar para el desarrollo de esta industria”, comentó. “El crecimiento de la minería en San Juan ha sido totalmente graduado y previsto. Que en la provincia tengamos casi la mitad de la exploración minera es muy importante. Y el año que viene vamos a seguir creciendo en conjunto”, afirmó.

 El ingeniero, se refirió además a los 4000 trabajadores que serán necesarios para construir el proyecto. En este sentido, dijo que planificar será clave ya que hay otros proyectos mineros que también están cerca de presentar sus informes de impacto ambiental para comenzar con la etapa de explotación. Es decir, la mano de obra será muy demandada por parte de esta industria en los próximos años.

 No obstante, aclaró que “San Juan no puede vivir de la minería, tiene que vivir del turismo, agricultura, comercio, sistema bancario. Hay que vivir con la minería. Si los sanjuaninos tenemos visión de futuro, planificamos y diseñamos esta minería que viene, que es muy potente. Porque estamos en la primera etapa y estamos planificando un año antes la capacidad de trabajo”, dijo.

Además, habló de la necesidad de pensar en el desarrollo industrial para sumarle valor agregado a los minerales que son extraídos en la provincia. “Todavía no tenemos una refinería de oro y hemos tenido la tercera mina de oro del mundo. Hay que planificar eso. En este diseño que tenemos que hacer en conjunto tenemos, hay que convocar a los profesionales porque hay un block out muy interesante que no está cubierto que son las ingenierías. Este desarrollo de ingenierías que se están pagando en el extranjero hay que desarrollarlo acá. Esta todo por hacer”, sostuvo.

El primer Dique de Cola
 
En la entrevista, Carlos Astudillo también dio detalles sobre el funcionamiento del dique de cola que tendrá Josemaría. Luego del proceso de lixiviación para separar el material valioso de la roca, los residuos restantes irán al dique de cola para ser reutilizados.

“Primero la roca de la cantera se mulle y va a un sistema de flotación donde se le agrega aditivos. El mineral valioso flota y la grava queda abajo, eso que queda abajo va a un dique con un producto muy importante como el agua. Esto hay que volver a juntarlo para que se decante y quede el agua que luego hay que reinsertarla al sistema para que vuelva a producir. Por otro lado, la espuma del mineral va a unos espesadores que concentran el metal y esa agua vuelve al circuito”, explicó.

Este será el primer dique de este tipo que tendrá un proyecto minero en San Juan. Es por ello que Astudillo comentó que “el gobernador, Sergio Uñac, quiere que se haga bien o no se haga”.

“La minería de San Juan tiene que ser un ejemplo. El secretario de Minería de nación, Alberto Hensel es sanjuanino y queremos mostrar lo que está haciendo San Juan. Este dique de cola tiene que ser el mejor, no solo mientras dure la mina, sino también después”, manifestó.

 
Es cierto que habrá un impacto. Va a haber un impacto visual importante y que lo sepamos y lo controlemos es importante para que lo podamos manejar. Ese dique de cola tiene que tener esas condiciones. Que el impacto sea mínimo y que en el cierre de la mina quede en el tiempo inerte. Como un nuevo cerro más, incorporado al paisaje”, dijo.

En este sentido, comparó la situación con lo que ocurre en la mina Veladero, donde ya comenzaron a “cerrar la mina” 15 años antes con el objetivo de cuidar el medio ambiente. “Ya estamos desmantelando parte de campamento que no se usa, y parte del valle de lixiviación que tienen un costo. Estamos devolviendo al ambiente un arroyo que intervenimos con un puente”, comentó.

Astudillo, dijo que este cierre de mina en forma parcial es el mismo concepto que buscan plantear para la mina Gualcamayo.

La demanda energética
Por otro lado, el Ministro despejó dudas respecto la demanda energética que tendrá el proyecto. Aseguró que la provincia está preparada para abastecer la energía que requerirá el mega proyecto. También se refirió a la demanda de agua. En este caso, se refirió al planteo del Dique La Palca para abastecer a la nueva mina. “Estamos lejos geográficamente. Yo creo que lo plantearon por una cuestión de producción de energía más que por consumo de agua. Estos procesos que se usan en la minería moderna son circuitos cerrados. Por cierto, en Veladero lo que sale de la mina es un lingote de oro. Lo que va a salir de Josemaría es un concentrado con el 20% o 25% de agua. Parte del agua que se use en el proyecto será reciclada. Queremos que ese circuito cerrado sea el mejor, que el concentrado sea el más seco posible porque tiene un costo el agua”, explicó.

En este marco, señaló que la provincia busca ampliar su producción energética poniendo en funcionamiento nuevos diques o parques fotovoltaicos. Para ello, manifestó la importancia de desarrollar un proyecto en todo el país y destacó la decisión de San Juan de recibir como parte de pago de regalías este tipo de inversiones por parte de las empresas mineras. “El norte de San Juan no tiene acceso. Tenemos que ir por La Rioja para llegar a muchas zonas. Como provincia, pensar como una vía de ingreso a San Juan es bienvenido. Además, se va a mandar una línea eléctrica que va a estar interconectada al sistema nacional. En una de esas la energía viene de otro lado, como de la Central Atucha, por ejemplo”, indicó.

Y agregó que “pensar que no se puede desarrollar la industria por el consumo de energía es un error”. Por ello, resaltó que el destino de fondos mineros vaya al desarrollo de ciencia y técnica. “Si San Juan no piensa en desarrollar la tecnología de la producción y el crecimiento no habrá mucho futuro. Hay que construir un futuro entre todos. Y este es el norte que queremos”, dijo.

Asimismo, Astudillo comentó que mientras avanza la industria minera, de igual manera avanzan los estudios para aprovechar el uso del agua que es un bien escaso en todo el mundo. “Es un tema en minería el uso del agua, no solo para este proyecto sino para otros más como Taguas o Filo del Sol. Entonces este estudio del agua hay que hacerlo lo mejor posible”, indicó.

En relación a esto, manifestó que se encuentra abierto el Ministerio de Minería para que todas las personas que tengan dudas sobre el uso del agua o cualquier inquietud acerca del proyecto puedan manifestarlo. “Recibimos la gente de Jáchal, he hablado con el Concejo Deliberante y fue interesante. Lo razonable es que empecemos a trabajar, a sacar esto y mostrar las cosas. No podemos aceptar en el siglo XXI que la sequía de los diques en el sistema de Ullum y para arriba provenga de Veladero. Sabemos que hay dos cuencas, las del Río Jáchal y la del Río San Juan. Hay determinadas cosas que si nosotros queremos crecer y desarrollar la industria minera hay que empezar a trabajar y a hablar en serio. Nos podemos equivocar, pero el miedo no es el camino correcto”, sostuvo.

Otros proyectos 
El Ministro comentó que el otro proyecto que está cerca de presentar su informe de impacto ambiental es Pachón, por parte de la empresa Glencore. “Dentro de dos años seria su evaluación económica esta una mina de oro, también en Veladero, en Taguas. Tenemos una perspectiva, pero no nos alcanza. Todo esto que hemos logrado de que casi el 50% de la exploración minera argentina esté en San Juan no alcanza. Hay que empezar a concretar la explotación de los proyectos. El gobernador die que las minas son para trabajarlas. El caso concreto de las Ruinas de Hualilan, cuantos años hemos pasado por las ruinas y hoy se pusieron a perforar y encontraron minerales, pero estuvieron con la titularidad del proyecto muchos años”, dijo.

Sin embargo, el funcionario manifestó que, a pesar de esta demora, es bueno para promocionar la minería y el modelo de San Juan para atraer las inversiones. Además, celebró que, en el Acuerdo San Juan, salieron cosas buenas para la minería. “Hay que mostrarle al mundo lo que somos. Tenemos toda una Cordillera que está esperando para invertir, pero bajo estas condiciones. Las condiciones de San Juan”, dijo.

La entrevista completa en: https://www.canal13sanjuan.com/economia/2021/6/23/josemaria-los-desafios-la-innovacion-de-la-inversion-minera-mas-importante-del-pais-162677.html#!

Te puede interesar