La minería peruana es blanco de violencia. Cierra Antamina. El ataque salvaje a Apumayo

Actualidad - Internacionales Por Minería Sustentable
El Perú, una de las potencias de la minería metalífera mundial, vive horas de zozobra e incertidumbre.
Y2ARwJMpy8LDmZAwp1lxGDWhjgJT6B6Xnj9

Este fin de semana soportó una espiral de violencia cuyo primer registro fue el ataque salvaje al campamento de Minera Apumayo en  el departamento de Ayacucho  a lo que le siguió el cierre por el escenario hostil de Antamina, en Áncash, una de las minas más importantes del planeta.

La Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) salió a denunciar esta situación, con la percepción de que hay un creciente descontrol del Estado y las fuerzas de seguridad que son el caldo de cultivo para la acción de grupos.

La minería es uno de los pilares, o tal vez el más sólido, de la economía peruana en términos macroeconómicos y este acoso por parte de los actores violentos podría significar un perjuicio de magnitudes para el presente y futuro de un país que fue duramente castigado por la pandemia.

En  2020 la industria de la minería representó el 9.9% del PBI nacional y sus exportaciones representaron más del 60.8% de la canasta exportadora peruana, alcanzando los US$ 25.800 millones.

La minería (junto a los hidrocarburos) tuvo una participación del 16,8% con un aporte de S/ 9.689 millones en los tributos a Perú, monto que significó un avance de 137% con respecto a lo registrado en el primer semestre del 2020, cuando alcanzó los S/ 3.977 millones.

VIOLENCIA E INCENDIOS EN APUMAYO

El campamento de la productora de oro fue incendiado en medio de una protesta contra la actividad minera,  en un momento en que los conflictos en el sector clave del país van el aumento.

Guillermo Shinno, gerente general de la mina Apumayo, afirmó que manifestantes antimineros invadieron el campamento y quemaron las oficinas administrativas, "algunos vehículos" y parte de la infraestructura del lugar.

TMW7AXSLO5SS6WGKRZOHE

"La protesta había comenzado el jueves acusando a la empresa de daños ambientales. Un pequeño grupo ingresó al campamento y se llevaron material explosivo. Quemaron las instalaciones. Hubo algunos heridos", dijo Shinno.

Apumayo produce unas 50.000 onzas de oro al año y que cumple las leyes de cuidado del medio ambiente.

El incidente dejó 10 personas heridas en las provincias ayacuchanas de Lucanas, Parinacochas y Páucar del Sara Sara. También se indicó que en caso los componentes mineros no funcionen adecuadamente.

La minera destacó que los daños en la mina han generado graves riesgos como la alta probabilidad de derrame de solución cianurada, derrame de aguas ácidas, descarga de efluentes industriales sin tratamiento. La empresa ha comunicado que también existe la alta probabilidad de descarga de efluentes industriales sin tratamiento.

La institución se comunicó con los directores de las redes de Salud de Coracora y Lucanas – Puquio, a fin de verificar la atención brindada a las personas heridas. “Se informó, posteriormente, que se trasladó a 10 personas heridas hacia el Hospital de Apoyo de Coracora donde vienen siendo atendidas”, indicó la Defensoría del Pueblo.

EL CIERRE DE ANTAMINA

La mina peruana Antamina, uno de los mayores yacimientos mundiales de cobre y controlada por BHP Billiton, Glencore, Teck y Mitsubishi, suspendió sus operaciones el domingo por un paro campesino que bloquea una de sus rutas.

Del yacimiento Antamina se extrae cobre, plata y zinc a una altitud de 4.300 metros respecto al nivel del mar. 

La empresa exhortó al gobierno "a restablecer el orden" para retomar el diálogo entre las partes, e indicó que mientras "estas condiciones no se alcancen, no podemos seguir operando".

La suspensión de operaciones se produce luego de dos violentas protestas contra otras dos mineras en Ayacucho, al sur de Perú, donde el jueves y viernes se quemaron y saquearon sus campamentos.

La comunidad campesina del distrito de Aquia, vecina al yacimiento, denuncia que Antamina "usurpó terrenos" que le pertenecen y reclama mejores condiciones sociales.

Bajo los terrenos en cuestión, Antamina construyó un mineroducto subterráneo para transportar el mineral. Los campesinos bloquean la ruta por donde pasa ese ducto impidiendo el paso desde hace una semana.

SUSPENCION

La minera justifica la suspensión por el riesgo potencial de una deriva violentista de la protesta tras acusar recibo de amenazas en medio del fracaso del diálogo con los campesinos de la comunidad de Aquia.

La minera teme ataques a sus instalaciones "mediante incendio y entorpecimiento de vías de comunicación y delitos contra la tranquilidad pública, en la modalidad de disturbios".

El ministerio del Interior anunció de su lado "su compromiso de seguir manteniendo el orden público con pleno respeto a los derechos fundamentales y la paz social", en un comunicado difundido la noche del domingo.

Los campesinos han pedido la presencia del presidente izquierdista Pedro Castillo para solucionar el conflicto.

Antamina es una de las diez minas más grandes del mundo en términos de volumen de producción y es la mayor mina de cobre del Perú, según la empresa.

Fuente: Mining Press

Te puede interesar